Alquiler y Venta de Casas y Departamentos en Punta del Este
Inmobiliaria de Punta del Este Publique su propiedad aquí

Tels. (+598) 4248-7303 y (+598) 4248-0806

Diseños para bibliotecas

Uno de los artículos imprescindibles en todo hogar y que nunca faltan, son los libros. Muchas veces, se torna indispensable contar con un espacio para organizarlos, aunque sea pequeño. Vamos a presentarte algunas ideas para que puedas diseñar este espacio tan importante.

Pensar en la ubicación
Una de las primeras cuestiones que hay considerar a la hora de diseñar nuestra biblioteca, es el espacio en el que la ubicaremos. Para quienes no cuentan con un espacio exclusivo para ordenar sus libros, el comedor es una buena opción. Además, los libros permiten decorar el ambiente y transformarlo en un espacio sumamente elegante y original.
Si lo que se pretende, es lograr un espacio más tradicional, lo ideal es contar con muebles de madera y una iluminación suave para obtener un aspecto de sala de lectura.



Otra alternativa es utilizar un espacio de transición, este diseño es conveniente para hogares donde no hay demasiado espacio para organizar una biblioteca convencional.
Una de las tendencias actuales es el diseño minimalista. Para los adeptos a esta tendencia, la recomendación es decorar el lugar dedicado a la lectura con tonos de blanco y negro. De esta manera se logra la creación de un ambiente único y moderno.
Si ninguna de las opciones anteriores resulta cómoda por falta de espacio, existe una solución, un espacio minúsculo. Que sea demasiado pequeño, no significa que no sea confortable. En el dormitorio, es posible destinar un espacio pequeño para ubicar una colección de libros.



Buscando el mejor estilo para la biblioteca
Según el sector de nuestra casa que hayamos elegido para ubicar nuestra sala de lectura, tendremos que adaptar el formato de la biblioteca.
Si se va a colocar la biblioteca en un espacio de transición o si se va a utilizar para separar dos espacios, una buena opción es utilizar bibliotecas con módulos. Algunos modelos vienen con puertas para ocultar el contenido y resguardarlo.
Las bibliotecas bajas son especialmente aptas para lugares sumamente pequeños. Existen varios diseños, como por ejemplo, con o sin puertas. Estas tienen la ventaja de que además sirven para exhibir objetos decorativos.
Para los espacios olvidados de la casa, o para viviendas en donde no se dispone de un lugar exclusivo para lectura, está la opción de las bibliotecas empotradas, las cuales pueden ser colocadas debajo de escaleras, en halls, etc.



Si lo que se busca es el diseño y la decoración, las bibliotecas escultóricas son las que brindan más estética.